Donna Karan, DKNY, LVMH y la más grande de entre las Grandes

11 junio 2008


He oído tantas veces que los Bolsos de DKNY no son bonitos, que se venden sólo por ser de marca, que no aportan nada, que voy a optar por creer que se dice o bien por malicia o bien por ignorancia.

He aquí nuestra historia.

En septiembre del 97, invitado por Óscar Parella, fuimos a ver la colección de DKNY al showroom de Donna Karan en la via Senato de Milán. Donna Karan tenía por aquellos entonces tres showroms repartidos por el mundo: en Milán, en NY y en Londres. No tenía agentes.
Pedido mínimo de accesorios: 5 millones de piastras liras por punto de venta. Ahí te las compongas.

A finales de ese mismo año, en Barcelona se pudo comprar DKNY sólo en la tienda monomarca de la Diagonal, en ECI como Department Store, en Gonzalo Comella como abigliamentista y en Toscana como especialista*. Basta y sobra.
*Sí, un especialista es, como su nombre indica, alguien que se especializa; en nuestro caso en Bolsos, como usted, sin duda, ya ha deducido.

Así se inició una de las relaciones más fructíferas y turbulentas de Toscana (que dicho sea de paso, está a punto de estrenar web), que hace más de una década que perdura.

Más tarde llegaron los agentes y luego la competencia que, para vender en Barcelona, se inspiran en otros de Barcelona a pesar de lo grande, de inmensamente grande, que es el Mundo…
Pero en un momento dado, Lisa Sudlow, la guapa americana de DK intl, se los cargó a todos de un plumazo. No fuimos ni nosotros ni Comella, señores, fue Lisa presionada por el monomarca, la que se cargó a casi todos los puntos de venta de DKNY de Barcelona.

Más tarde, el 3 de abril de 2001, Monsieur Arnault, el todopoderoso Arnault, CEO de Louis Vuitton Moët Hennessy pone USD243 millones encima la mesa y se hace con el chiringo.

Como ustedes ya saben, en LVMH no se andan con chiquitas. Otros defectos sí tendrán. Supongo. Sé.

Por tanto, DKNY tiene hoy una distribución selectiva en Barcelona (salvo por algunos muestrarios que se extravían fuera de tiempo) y, sobre todo, buenos Bolsos. Y como tales, también tienen sus propias réplicas, copias y demás abominaciones.

Por si todo ello fuese poco, repite como imagen de DK para la FW08 la más grande de entre las grandes, Kate Moss.

Conviene recordar que una cosa es DKNY y otra distinta Donna Karan. Puntualizo. Si quiere poseer el Bolso que está en el suelo de la foto, el Modern Leo Large Tote [este], deberá usted pagar por él USD2.295.

Cosas del Dólar.

Comentarios

3 respuestas en “Donna Karan, DKNY, LVMH y la más grande de entre las Grandes”

  1. tskno el 11 junio 2008 3:25 am

    Visto que ya tenemos embajadores de la nueva colección DKNY FW08 pululando por las calles de Barcelona, un rato de estos les hago un anticipo a modo de experimento de Pávlov.

  2. Calín el 12 junio 2008 9:51 pm

    Eso, haga sonar la campana Sr. tskno

  3. Neus el 16 junio 2008 4:45 pm

    Esa web, esa web… Estamos en ascuas!

Deje su respuesta